Tiempo de Lectura: < 1 minuto | Compartir

Expertos financieros proponen una fórmula simple para organizar tus finanzas: la regla del 80/20.

A continuación, analizamos los puntos claves de esta metodología que parte de la premisa de “gastás el 80% de tus ingresos y ahorrás el 20%”.

Existen otras como las de 50% 30% 20%, donde el 50% se destina a cubrir necesidades, 30% a gastos como entretenimiento, ropa, etc. y el 20% al ahorro.

Los defensores de la regla 80/20 sugieren comenzar por ella ya que no tiene una exigencia superior que en una primera etapa de orden financiera, quizás sea más difícil de afrontar. 

Primer día del mes

Al momento de cobrar el sueldo, es importante el retiro automático del 20% de los ingresos para destinarlo al ahorro. Este debe moverse a otra cuenta bancaria o bien bajo un instrumento de ahorro o inversión como puede ser un Seguro de Retiro

El no tenerlo disponible en tu caja de ahorro te permitirá hacer de cuenta que no dispones de él y ajustar tu economía con el saldo del 80%. 

La regla 80/20 y los objetivos de ahorro

Establecer metas a corto plazo también permite representar el esfuerzo por ahorrar ese 20% de los ingresos. Es más motivante tener visibles los objetivos como la cuota inicial para comprar una vivienda, unas vacaciones o un fondo de emergencia para hacer frente a cualquier tipo de imprevisto. 

Por otro lado, el 80% de los gastos a distribuir en categorías como gastos fijos, gastos variables, educación, alimentos, reservas de emergencia, deudas y otros, etc. te permitirá establecer prioridades de acuerdo a esos objetivos. 

Te sugerimos conocer nuestra herramienta de ahorro que te ayudará al inicio de cada mes a destinar un ahorro; que además se irá capitalizando para que tu dinero no pierda valor en el tiempo.