Tiempo de Lectura: 3 minutos | Compartir

Ser tu propio jefe tiene muchos beneficios pero también un montón de responsabilidades. El que emprende no cuenta con aguinaldo, bonos ni vacaciones pagas, por eso separar dinero mes a mes no es tarea fácil, ¿pero quién dijo que es imposible ahorrar dinero siendo emprendedor? En esta nota te dejamos tips para ayudarte a hacer crecer tu negocio a la par de tus ahorros.

¿Cómo ahorrar dinero en Argentina?

La situación económica en nuestro país genera que no sepamos con exactitud dónde o cuándo invertir, en qué moneda ahorrar y qué herramienta es la más conveniente. Sabemos que es complejo, por eso desarrollamos una guía de ahorro para emprendedores con 5 consejos claves que te van a resultar de gran utilidad para garantizar mayor salud financiera.

TIP 1: Tus cuentas personales por un lado,  las del negocio por el otro.

El primer paso es tener distintas cuentas bancarias, tarjetas de débito y crédito. Si bien todas estarán a tu nombre, es una buena manera de separar fuentes de ingreso, gastos, inversiones y pagos. 

Uno de los errores más frecuentes es utilizar la caja chica de tu emprendimiento para gastos propios.O al contrario, gastar de tu propio dinero para invertir en tu emprendimiento. Si te pasó alguna vez, sabés de lo que hablamos. 

TIP 2: Llevá un control estricto de tus gastos

No son lo mismo los costos que los gastos. Es importante que sepas diferenciarlos: los primeros son fijos o variables y no se recuperan (alquiler, servicios, sueldos); y los segundos son una inversión (materia prima, créditos) que luego se recupera con las ventas.

Tener el control de esta información te permitirá tomar decisiones controladas y más precisas, en lugar de sacar dinero sin saber hacia dónde va. 

Tené en claro tus gastos fijos e ingresos fijos. Si lográs tener una contabilidad de todo, te aseguramos que vas a poder ahorrar dinero como nunca antes.

TIP 3: Necesitás un plan para ahorrar siendo emprendedor

Fijar objetivos a corto y largo plazo que sean medibles y realizables te permitirá motivarte sin generar frustraciones. ¿Querés alquilar un local, remodelar tu showroom, comprar nuevo packaging o abrir una nueva unidad de negocio? Tener en claro hacia dónde querés ir y qué capacidad de ahorro tenés te va a permitir saber cuándo podrás cumplir tus metas, y si las mismas son viables.

¡Consejo! Es importante que no pierdas de vista el mercado: analizalo continuamente e intenta ser siempre competitivo. Mirá si tus precios están acordes y si tu producto o servicio ofrece un valor agregado que tus clientes valoren. Si es necesario, definí una estrategia que te permita diferenciarte del resto y crecer en tu sector.

TIP 4: No te endeudes más de lo que puedas pagar.

Siempre que vayas a pedir dinero, a la entidad que sea, evaluá el costo-beneficio. Un error muy frecuente es el de usar tarjetas de crédito sin tomar dimensión del gasto que implicará mes a mes. Lo mismo con los créditos.

Antes de endeudarte, pensalo dos veces. Sacá cuentas. No tomes decisiones apresuradas.

TIP 5: Contratá un plan de ahorro con inversiones

Si ya seguiste los consejos anteriores, es probable que hayas logrado una estabilidad financiera. Cuando llegue el momento en el que tus ventas se incrementen y tengas la capacidad de ahorrar siendo emprendedor, empezá a preguntarte qué hacer con ese dinero.

Tené en cuenta que los planes de ahorro son un excelente instrumento de inversión para emprendedores. Podrás destinar una suma fija de dinero mensual, que irá generando intereses. Y para tu tranquilidad, esa suma de dinero estará siempre disponible en caso de que la necesites.

Más y más formas de ahorrar

Sabemos que hay infinidad de herramientas para ahorrar, inclusive muchas que desconocés. Lo cierto es que siguiendo estos 5 pasos, vas a poder tener más conciencia sobre tus objetivos y tu presupuesto, lo que te va a permitir hacer una proyección a largo y corto plazo. 

Si buscás por internet, podés encontrar miles y miles de consejos de ahorro para emprendedores, pero vos sos el único que tener conciencia y conocés tu negocio, y podés saber cuál es el ideal para vos. 

¿Plazo fijo, seguro de ahorro, comprar dólares, invertir en criptomonedas? No hay una receta mágica. La respuesta está en tus metas y capacidad de ahorro.