Tiempo de Lectura: 2 minutos | Compartir

En los últimos años la forma de abordar una vida saludable cambió hacia una mirada más integral. Esto implica no sólo cuidar de la alimentación y actividad física, claves para gozar de una buena salud, sino también de otros aspectos cotidianos. 

Entonces, el bienestar se desarrolla de una forma más holística y con una práctica diaria. A continuación, te compartimos algunos ejemplos para comenzar con un estilo de vida mucho más saludable:

1. Un vaso de agua a primera hora de la mañana

La hidratación a primera hora de la mañana ayuda a la digestión, mejora la salud de la piel y aumenta la energía. Así que podés empezar a incorporar esta buena práctica.

2. Siempre en movimiento

Elegí todas las alternativas diarias que te permitan estar en movimiento y así fortalecer los músculos. Algo tan simple como optar por las escaleras en lugar del ascensor, pueden generar un cambio importante que el cuerpo lo notará. 

3. Verduras, nuestro mejor aliado

La forma más simple de incorporarlas es haciendo la mitad del plato con verduras en cada comida. Las verduras y vegetales contienen vitaminas esenciales, minerales y otros fitonutrientes importantes para la salud. 

4. Mayor conciencia en la actividad física

Existen apps que ayudan por ejemplo a realizar un seguimiento de los pasos diarios. Como referencia, el objetivo es dar 10.000 pasos diarios.

5. Limpieza hogareña 

Los productos de limpieza domésticos de origen industrial contienen ingredientes químicos nocivos para la salud de la familia. Debido a esto, se recomienda cambiar a alternativas más saludables que te ayuden a reducir la exposición a las toxinas ambientales en tu hogar. 

6. Cuidado personal

Los productos convencionales para el cuidado de la piel están formulados con ingredientes tóxicos que se absorben en el cuerpo. Una alternativa a ello pueden ser los productos de origen natural que tienen una mirada más consciente sobre la salud y el cuidado del medio ambiente. 

7. Aprovechá los beneficios de la salud

La vitamina D es uno de los nutrientes más importantes para la salud en general, y la luz solar es una de nuestras mejores fuentes. Es por eso que 30 minutos de luz solar todos los días, preferiblemente por la tarde te brindarán los beneficios que tu cuerpo necesita. 

8. Llená tu casa de plantas de interior

Las plantas de interior ayudan a limpiar el aire interior y las investigaciones incluso muestran que mejoran el estado de ánimo, la creatividad y la resolución de problemas. Por lo tanto, podés optar por tener algunas en tu hogar.

Otra manera de cuidar tu salud e implementar un estilo de vida saludable es contratando un Seguro de Vida.