10 actividades para divertirse en casa con los niños estas vacaciones de invierno

imagen actividades

Se vienen las vacaciones de invierno, y los niños quieren jugar, no importa la hora que sea o el tiempo que haga. Para que puedan disfrutar en familia te dejamos algunas propuestas de juegos que podemos fácilmente preparar en casa.

  1. ¡Postales personalizadas! Necesitamos una cartulina, pinturas y una lapicera. Siempre es divertido confeccionar unas postales para enviar a amigos y familiares, o simplemente para pasar un buen rato en familia. Podemos dibujar de un lado lo que querramos, y del otro escribir alguna frase sobre el dibujo. Nuestros hijos estarán felices de compartir su creatividad con nosotros.
  2. ¡Una casa de cartón! O un auto, un avión. Todo es posible para un niño si tenemos una caja de cartón lo suficientemente grande como para que pueda entrar dentro. También podemos decorar la caja, y de esta forma, crearle una chimenea, un buzón, macetas con flores ¡Hasta podemos hacer un castillo! ¡Las opciones son infinitas cuando usamos nuestra imaginación!
  3. La famosa guerra de almohadas. Esta batalla inofensiva hace pasar un momento muy divertido para nuestros hijos, generando grandes dosis de buen humor. Eso sí, al final, los contrincantes deben siempre hacer las paces.
  4. ¡Adivina, adivinador! En una bolsa opaca ponemos objetos variados, una esponja, algodón, una media, etc. Los niños entonces, por turno, deben meter su mano en la bolsa, tocar un objeto y adivinar que es. Siempre que jugamos con la imaginación, generamos un bien en la vida de nuestros hijos.
  5. ¡El famoso collage! A los niños les encanta coleccionar cosas y guardar recuerdos. Puede ser una hoja seca que encontró, una flor, piñas, recortes de revistas. Con todo ello, una cartulina y un poco de pegamento, puedes ayudarlos a confeccionar un increíble mural para colgar en su cuarto.
  6. Inventar un cuento puede ser muy divertido, y más si lo hacemos de a muchos y en turnos. Alguien empieza la historia, y los demás van añadiendo frases hasta completar la historia. Lo mejor es que lo escribamos, el resultado suele ser un cuento muy divertido.
  7. Adivina adivinador, pero esta vez, incluyendo la actuación. Los niños aman interpretar distintos roles, y qué mejor que tener que hacerlo para que otro descubra quienes son. Podemos elegir animales, películas, ¡O lo que se nos ocurra!
  8. Jugar con disfraces es una excelente forma de permitir que la creatividad e imaginación de nuestros hijos salga a la luz. Podemos prestarles ropa nuestra, accesorios, carteras, bolsos, elementos que no están acostumbrados a utilizar para desarrollar su capacidad lúdica.
  9. ¡Juegos de ingenio! A ver quién dice más nombres de niño, o quién puede nombrar más elementos que se encontrarían en una cocina. El pedido puede ser cada vez más extraño y curioso, logrando activar la mente de nuestros hijos en favor de algo divertido.
  10. Por último, podemos desarrollar el sentido del equilibrio en nuestros hijos con simples hojas de papel. ¿Cómo? Las esparcimos por el suelo de una habitación, y los niños han de atravesar el cuarto saltando de hoja en hoja, sin que los pies toquen el suelo. El juego puede tornarse más divertido y difícil si vamos separando los papeles cada vez más.

Después de todas estas ideas, estamos seguros que pasarán unas vacaciones de invierno en familia con mucha diversión. En Orígenes Seguros consideramos de suma importancia el cuidado de los nuestros, y te ofrecemos un Seguro de Vida pensado especialmente para la etapa en la que estés. https://bit.ly/SeguroVida2019