¿Cómo evitar las lesiones deportivas?

La práctica de deporte es necesaria ya que ayuda a mantener una buena salud y a prevenir enfermedades. A su vez aporta beneficios físicos y mentales. Conjuntamente la realización de cualquier tipo de deporte también implica tener los cuidados necesarios ya que por una sobrecarga de los músculos, huesos o articulaciones se puede sufrir alguna lesión no deseada.

Seguí estos consejos para disfrutar al máximo de tu deporte favorito.

-Etapa de Calentamiento

El calentamiento es la fase inicial de todo entrenamiento ya que prepara al cuerpo antes de hacer ejercicio, no sólo física sino también mentalmente. Es fundamental realizarlo para hacer un ejercicio seguro. Así mismo el calentamiento tiene varios beneficios, como:

-Aumento del flujo de sangre y oxígeno a los músculos

-Otorgamiento de mayor flexibilidad

-Mayor relajación y concentración

El calentamiento debe incluir distintos tipos de ejercicio, como trotar, estiramiento suave y un poco de ejercicios de resistencia. La duración del calentamiento y su intensidad dependerán del nivel de ejercicio que se va a realizar. Se aconseja, durar al menos 15 minutos.

-Etapa de Estiramiento

El estiramiento antes y después del ejercicio puede mejorar la flexibilidad y evitar lesiones. Muchas de las lesiones deportivas más comunes se deben, en parte, a la falta de flexibilidad. Estirar los músculos suave y lentamente, al punto de tensión y mantenerlos estirados durante al menos 30 segundos. El resultado es sentir una sensación de estiramiento más que de dolor. Otro dato importante, cuando se mantienen los músculos estirados hay que asegurarse de no rebotar: tratando de  estar lo más quieto posible.

No solamente una correcta elongación y estiramiento previene lesiones, hay otros factores importantes como la alimentación y la hidratación. Cuando hacemos alguna actividad física, es normal perder gran cantidad de líquidos, por lo que se debe cuidar la hidratación. También, tener en cuenta que, tras el ejercicio, es importante comer de manera óptima, como por ejemplo, reponer carbohidratos.

En conclusión muchas de las lesiones deportivas más comunes se deben, en parte, a la falta de flexibilidad.

Los consejos enunciados anteriormente contribuirán de manera activa a la prevención de molestas lesiones que, en ocasiones, llevan largos períodos de recuperación. Hacer ejercicio es muy sano y deseable para una mejor calidad de vida, pero se debe hacer con información y sin sobrepasarse.