Los niños y la Tecnología: consecuencias de la temprana exposición

En la actualidad muchos de los niños tienen al alcance algún dispositivo tecnológico. Esta exposición temprana a la tecnología, en comparación con otras generaciones, hace que actualmente los padres se enfrenten al reto de saber gestionar esta situación.

Hoy en día a nadie le sorprende que un niño de tan sólo 2 años o menos use el celular de sus padres y entre a la red para elegir un video. Tampoco que un pequeño de 4 años vea una película en streaming sin ayuda de nadie.

La tecnología en los niños funciona para los padres como “chupetes electrónicos” tal es así que gracias a eso, ellos pueden cenar, charlar, limpiar, ordenar, trabajar o descansar. El consumo tecnológico se acrescenta  entre los 4 y 5 años de edad, lideran la franja los celulares y las tablets. También los niños acceden a PC de escritorios y tablets con más frecuencia.

Especialista afirman que en los niños este uso temprano desarrollo su área cognitiva con mayor rapidez pero disminuye los procesos simbólicos, reduciendo su capacidad creativa y de imaginación. Otro problema que se suma es que los niños terminan siendo muy hiperestimulados.

Ante este advenimiento tecnológico el labor de los padres es fundamental a la hora de asegurar que los menores tengan una experiencia creativa y enriquecedora.  La responsabilidad en la crianza será ser capaces de transformar estas experiencias y que la tecnología proporcione experiencias educativas y activas.