Tiempo de Lectura: 2 minutos | Compartir

Cuando se habla de planificación financiera personal, se busca establecer un rumbo económico para llegar a una determinada meta: los tan importantes objetivos financieros.

Debes tener en cuenta que dependiendo de esos objetivos financieros que definas, podrás visualizar las herramientas adecuadas para trazar un plan estratégico eficiente.

Además, te permitirá vincularte con el dinero de manera disciplinada para tomar decisiones de gastos de acuerdo con lo que definas como importante o prioritario.

¿Cómo deben ser tus objetivos?

  • La duración: Podés manejar objetivos a un corto plazo, por ejemplo de 6 meses o 1 año; mediano plazo de 2 o 3 años o, también a largo plazo con un periodo de tiempo mayor a 5 años. 
  • Los pasos previos: Incluso para llegar a un sólo objetivo que te propongas, es recomendable establecer pasos o logros intermedios. De esta forma, a medida que vayas alcanzando esos pequeños pasos, te ayudarán a avanzar hacía tu objetivo final. 
  • Las herramientas: La tecnología es una gran aliada para los temas financieros y económicos. Un ejemplo de esto son las diferentes apps disponibles a tan solo una descarga. Pueden ayudarte a establecer objetivos mensuales de ahorro, control de gastos y también a llevar un control diario de tus finanzas. 

¿Qué tienen en común los objetivos financieros?

Si bien la prioridad o importancia varían de acuerdo a la situación de cada persona, hay algunos puntos comunes a todos ellos. Y podemos resumirlos en los siguientes:

Pensá lo siguiente: ¿Cómo te gustaría sentirte una vez alcanzado ese objetivo?

Cuanto más concretos sean tus objetivos financieros, mejor. Si tu meta es tener una casa, tratá de ser lo más específico posible en dónde te gustaría vivir, cómo te gustaría que sea, etc. Una vez definido esos detalles, tenés que asociar el objetivo a un presupuesto estimado que te permita tener un escenario claro.

Escribir los objetivos para visualizarlos. Esto te ayudará a mantener el propósito a lo largo del tiempo y a recordártelo ante una decisión de gasto que esté fuera de lo contemplado. 

Objetivos que podés plantearte:

  • Viajar a un determinado lugar.
  • Emprender un negocio propio.
  • Construir tu propia casa.
  • Organizar una fiesta de casamiento.
  • Iniciar una formación profesional.

La lista es tan variada como personas existen, así que te alentamos a asumir el desafío de concretar tus metas.


En Orígenes Seguros te ofrecemos una Alternativa de Ahorro que está pensada para organizar una planificación financiera acorde a tu disponibilidad económica.

Es simple y flexible a tus necesidades.